FlickrYouTubeLinkedInGoogleTwitterFacebook

Ruta Turismo y Aceite

 

El sabor de Andalucía, los sabores de una zona que es historia y es arte, naturaleza y tradiciones. Sabores de antiguas culturas que aún hoy perviven en los pueblos de esta comarca, unidos todos ellos para que disfrutes de las sensaciones, de los aromas, de la riqueza que esta tierra ofrece. Deléitate con los deliciosos y prestigiosos aceites de oliva virgen extra que aquí se producen. Disfruta del mundo de posibilidades que nuestros pueblos te sugieren, como pueden ser:

  •        Desayunos y meriendas molineras.
  •        Visitas a almazaras.
  •        Visitas a explotaciones agrícolas.
  •        Talleres gastronómicos.
  •        Catas dirigidas de aceite de oliva virgen.

“Tierra de arte y tradiciones. Tierras de aceitunas y sus zumos”. En plena naturaleza, en el “Parque Natural de las Sierras Subbéticas”, entre agua, luz, color y aromas, el paisaje se aterciopela con un extenso manto de olivares. La comarca de la Denominación de Origen Priego de Córdoba comprende las poblaciones de  Almedinilla, Carcabuey, Fuente Tójar y Priego de Córdoba, pueblos con múltiples atractivos turísticos, cargados con la sorpresa de tantas civilizaciones que por ellos han pasado, dejando testimonios de su presencia y de su cultura.

  • Almedinilla. Disfruta de cultura, tradiciones, mitos leyendas, dioses y diosas, sabores y olores, pensamientos y sensaciones, en un paseo por el tiempo.
  • Carcabuey. Pueblo hospitalario y acogedor, sus paisajes nos sumergen en la más profunda sensación de tranquilidad. Disfruta de sus gentes, de sus paredes blancas, de sus tierras y sierras…
  • Fuente Tójar. Tierra de tradiciones ancestrales. Tierras en las que distintas culturas se asentaron dejando su inevitable paso que aún hoy se respira en sus calles, sus escalonadas casas y sus plazas.
  • Priego de Córdoba. Recorrer sus calles y rincones es encontrarse con retazos de historia cargados de belleza; es descubrir parajes que ha sabido conservar el sabor de la sabiduría popular; es sentir la emoción que, sin duda, permanecerá en tu recuerdo.